herramientas para mejorar  la atención y la concentración así como reducir la ansiedad y el estrés stres. Meditar.

nuestra misión

Proponer formas alternativas de oxigenar la mente y reforzar tanto la creatividad como la capacidad de concentración.

Sugerir ejercicios para aliviar el estrés y aprender a minimizar las distracciones.

Envíos GRATUITOS a toda la Península y Baleares

Las células madre envejecidas en el cerebro pueden reactivarse.

Las células madre envejecidas en el cerebro pueden reactivarse.

Las células madre envejecidas en el cerebro pueden reactivarse.

La ciencia sigue buscando la forma de reactivar las células madre envejecidas del cerebro. Aunque desconocemos la forma, un equipo de investigadores de la Universidad de Zúrich ha logrado dar un paso muy importante en este sentido.

Las células madre son aquellas a partir de las cuales se forman las demás células del cuerpo. Se dividen y producen “células hijas” que, a su vez, pueden convertirse en nuevas células madre o en células especializadas. Desde hace tiempo, la medicina tiene puesta su atención sobre ellas, ya que, de forma eventual, permitirían superar muchas enfermedades.

Ahora bien, a medida que el cuerpo envejece, las células madre de todo el organismo se reproducen de manera más lenta. Dejan de dividirse para producir nuevas células.

En el caso del cerebro, ya no generan nuevas neuronas y, entre otros aspectos, la consecuencia es un deterioro en la memoria. Un grupo de científicos de la Universidad de Zúrich (Suiza), encabezado por Sebastian Jessberger, llevó a cabo una investigación al respecto.

Sus hallazgos son muy significativos, ya que permiten pensar que las células madre envejecidas del cerebro sí pueden reactivarse.

“Estos hallazgos son un paso importante hacia la exploración de cambios dependientes de la edad en el comportamiento de las células madre y podría servir para aumentar la formación de neuronas, por ejemplo, en personas mayores con alzhéimer”.

-Sebastian Jessberger-

Las células madre y el envejecimiento

La ciencia ha podido establecer que a medida que se envejece las células madre entran en un estado de inactividad. Por lo tanto, no dan origen a nuevas células, un fenómeno que se relaciona con muchas de las enfermedades o limitaciones que aparecen con la edad.

Como ya se anotó, esto ocurre en todo el cuerpo y el cerebro no es la excepción. Esto también sucede en el hipocampo, una zona del cerebro asociada con las funciones de memoria.

Así las cosas, en las personas mayores y en aquellas que padecen de la enfermedad de Alzheimer, se produce un deterioro de la memoria.

Los científicos de la Universidad de Zúrich, en una investigación con ratones adultos, encontraron que hay proteínas dañinas que se acumulan con el tiempo. Los núcleos de las neuronas tienen la función de distribuir esas proteínas en las células hijas, de tal modo que continúen funcionando con normalidad.

Si embargo, a medida que envejecemos, la calidad de las proteínas en las células nuevas es menor. El resultado es que esto lleva a que las nuevas células madre pierdan su capacidad para dividirse, es decir, para proliferar.

La reactivación

Jessberger y su equipo encontraron que en todo ese proceso juega un papel muy importante una proteína llamada lamina B1. Esta disminuye con la edad y sería una de las responsables de que el proceso de proliferación de células madre no pueda seguir su curso normal.

Lo que hicieron los investigadores fue aumentar los niveles de lamina B1, de manera artificial, en los cerebros de ratones envejecidos. El resultado fue que mejoró la división de las células madre y, por lo tanto, se produjeron neuronas nuevas.

Así mismo, los científicos lograron identificar una molécula muy particular: la sFRP5. Encontraron que esta interfería en la proliferación de células madre en el cerebro y contribuía a mantenerlas inactivas. Al neutralizar la acción de esa molécula, se logró reactivar la función de las células madre.

Todo esto se logró gracias a la aplicación de un modelo matemático. La pregunta que guiaba la investigación era por qué hay tantas células madre que permanecen latentes en los cerebros de los ratones envejecidos.

La proyección hacia el futuro

Si bien el estudio se llevó a cabo en ratones y todavía constituye una investigación preliminar, lo cierto es que los resultados son muy alentadores. Se trata de un paso muy grande en la comprensión de la forma como se comportan las células madre, a medida que avanza la edad. De hecho, ayuda a comprender la neurogénesis o nueva generación de neuronas de una forma más profunda.

Los resultados de los experimentos realizados por Jessberger y su equipo muestran algo fundamental: las células madre envejecidas del cerebro se pueden reactivar. Esto alimenta la esperanza de que en un futuro próximo exista la posibilidad de aumentar los niveles de neuronas sanas en personas ancianas y en quienes padecen alzhéimer.

La posibilidad de regenerar el tejido dañado o deteriorado es un viejo sueño de la ciencia. La investigación de la Universidad de Zúrich no es la única que se ha propuesto comprender los mecanismos de la reactivación de las células madre. Sin embargo, sus hallazgos son lo suficientemente relevantes como para afirmar que se ha dado un paso crucial en este tema.

Publicación más antigua
Publicación más reciente
Cerrar (esc)

NEWSLETTER

Consigue un 20% de descuento apuntándote a nuestro Newsletter.

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Buscar

Carrito

Tu carrito actualmente está triste y vacío.
Empezar a comprar